jueves, mayo 31, 2007
EL COMPROMISO ES HACER FELICES A LOS DEMÁS.
Hoy los cristianos en todo el mundo estamos muy preocupados y nos hemos venido cuestionando constantemente sobre nuestras actitudes frente a la galopante violación de los derechos fundamentales y a la forma como se hiere y atenta el bienestar de la humanidad.

La vida humana es un don espléndido de Dios y es el mayor bien natural concedido al hombre, por tanto, tiene derecho a ser protegido y a realizar una vida digna; porque solo Dios es su único dueño.

Muchos de nosotros inquietos, nos hemos propuesto trabajos y proyectos que ayuden a los hombres a cambiar esa mentalidad por las cosas del mundo, buscando como fin único, una expectante exploración deseosa del hombre hacia Dios, a que abran su corazón hacia una renovación y aprendan a compartir con quienes pasan necesidades.

Hemos estado trabajando para que exista la solidaridad y el amor de hermanos, se estructure la felicidad y se construya la paz. Para ello, siguiendo el ejemplo de Jesús, estamos insertados en los pobre y rechazados por la sociedad, llevándoles la buena noticia de la salvación y proponiéndoles la construcción de una nueva civilización basada en el amor, la fraternidad y la justicia. Donde ellos vivan la libertad y batallen haciendo serios cuestionamientos al orden de los valores de la sociedad. Estos profundamente vulnerados debido a desvaloración y descomposición de la sociedad y por esas personas que tienen a su cargo el poder; quienes valiéndose de artimañas, le imponen un sin número de cargas y beneficios mentirosos e inalcanzables a los pobres, para asegurarles según ellos, una felicidad basada en la obtención de riquezas producto de actividades ilícitas y mañosas.

Somos hombres que abrazan una civilización de amor que proclama la justicia, la verdad y la libertad. Es por ello, que repudiamos la violencia, el egoísmo, las divisiones, la dependencia.

Somos el proyecto cristiano que busca como único fin que todos los hombres sin distingo de raza, religión y clase social, participe en el, a fin de trabajar para que todos los hombres en el mundo, conozcan y amen al único y verdadero Dios y reconozcan que Cristo Resucitado es el Salvador.
Con estas bases, la sociedad trasformada, pueda encontrar la verdadera felicidad.

LA BUENA NOTICIA DE LA SALVACIÓN ES QUE TODOS LOS HOMBRES CONVIVAN EN PAZ, SE AMEN LOS UNOS A LOS OTROS Y SEAN FELICES.
 
posted by Laureano García Muentes at 4:28 a.m. | Permalink | 0 comments
martes, mayo 29, 2007
UNA EXPERIENCIA DE DIOS VIVO
Cuando vivimos la alegría y sabemos disfrutar lo que somos y tenemos, pregonamos a viva voz que somos felices. Pero muchos de nosotros pretendemos conseguir esa felicidad basándonos en cosas superficiales y ambiciosas.

Por nuestra fe, el ser humano como hijo de Dios ha nacido para vivir eternamente. Pero muchas veces nos equivocamos y pretendemos alcanzar la felicidad tan añorada a base de carreras, de excesivo trabajo, buscando fines inmediatos, acumulando riquezas o luchando constantemente por obtener títulos y reconocimientos para “hacernos respetar” dentro de la sociedad.
No vivimos el presente y enfocamos todas nuestras energías hacia futuros de ensueño que nunca llegan.

Para muchos la vida es corta y ligera, se va como un suspiro. Es por ello que se hace necesario poner en manos de Dios todo lo que hacemos a cada instante y tener la absoluta confianza que solo Él es el único que lo dispone todo. Tenemos que aprender a vivir y morir poco a poco comenzando desde el día que nacimos. Educarnos a sentir que lo cotidiano es lo necesario y es el escenario obligado que poseemos. Por ello, es primordial saber manejar las emociones agradables o desagradables, disminuyendo éstas y aumentando las otras. El resultado será la paz, la alegría y la serenidad.

Me he referido de esta manera, porque cuando salí a caminar hoy un amigo me contaba una anécdota interesante sobre la felicidad dentro de la pobreza y me pareció importante contárselas a ustedes para que unidos aprendamos a vivir de verdad la experiencia de Dios vivo en nuestras vidas.

Me decía así: “Un cierto día, un papá queriendo mostrar a su hijo la pobreza, lo llevó a la casa de una familia campesina. Al regresar le preguntó al niño: “¿Cómo te pareció la pobreza?”. El niño respondió: “¿De qué pobreza hablas? Ellos tienen cuatro perros y yo tengo uno. Nuestra piscina llega sólo hasta la mitad del jardín; en cambio, ellos tienen un riachuelo que nunca termina. Nosotros tenemos lámparas importadas, ellos tienen estrellas. Nuestro patio llega hasta la pared del vecino, el de ellos termina en el horizonte. Ellos tienen tiempo para sentarse a conversar juntos; en cambio, tú y mamá tienen que trabajar siempre y nunca los veo y no me dedican tiempo”. El hijo finalmente añadió: “Gracias, papá, por mostrarme tanta riqueza”.

Recordemos una sola cosa: “El Reino de Dios está dentro de nosotros” (Lc 17,21), está al alcance de cada uno, es el tesoro escondido y es la fuente de la felicidad.
 
posted by Laureano García Muentes at 4:34 a.m. | Permalink | 0 comments
domingo, mayo 27, 2007
¿ QUIEN PODRÁ SEPARARNOS DEL AMOR DE DIOS ?
Se vive en el mundo el deseo de la unidad y de la fraternidad para lograr la paz verdadera. Como cristianos comprometidos, avanzamos con paso firme en todo lugar iluminados por el Espíritu Santo, llevando el testimonio de Jesucristo vivo y el anuncio de la palabra que transforma y renueva.

Proclamamos con gozo y fe firme que Dios es comunión, Padre, Hijo y Espíritu Santo, unidad ejemplar y única que llama e invita a, todos los hombres a que participen de esa misma comunión trinitaria.

Vivir la comunión como los creyentes en Cristo, debe ser una prioridad permanente para nosotros los cristianos quienes como Iglesia debemos brindar a todo hombre sin distingo de raza, condición social y económica, la apertura y el espacio vital y natural donde se puede participar y encontrar en medio de todas las dificultades actuales, la paz, la solidaridad, la fraternidad, el amor. Para que así, todo hombre escuche, celebre, viva y difunda al mundo que Cristo es el agente de la unidad.

Vivir en unidad y en comunión es el objetivo primordial de la misión que nos encargó Cristo Salvador. Él el día de Pentecostés nos envió el Espíritu Santo, para que perdiéramos el temor y las debilidades humanas, nos fortaleciéramos con sus gracias y viviéramos la experiencia de la verdad. Además, anunciáramos a todos los hombres, la unión, la participación, y la colaboración, donde quiera que estemos, poniendo al servicio nuestros dones y carismas, contribuyendo con ellos a fortalecer la Iglesia Cuerpo único de Cristo.

Una de las lecturas que me llama la atención en estos momentos y que siempre utilizo para reconfortar mi espíritu es Rom.8.28-39, esa que el Apóstol San Pablo escribió a los Romanos, donde destaca la acción permanente de Dios hacia cada uno de nosotros por medio de su Espíritu.

De ella concluyo que no importa la manera o forma como hayamos conocido a Dios, sino la decisión que hemos tenido para dejarlo todo, ir a Él y seguir los pasos de Jesús. Las gracias de su Espíritu cada día nos alimentan, nos fortalecen y nos ayudan a construir un mundo nuevo en comunión con la familia, los amigos, hermanos y todos aquellos que están a nuestro alrededor.

¿Quién podrá estar contra nosotros? Si le manifestamos al mundo la verdad de Cristo Vivo y Resucitado. Si persiste entre los hombres la maldad, la injusticia social y familiar, se violan los derechos humanos, se secuestra y mata sin ningún temor a Dios.

ESFORCEMONOS A VIVIR LA COMUNIÓN FRATERNA
Y
EL AMOR DE DIOS.
 
posted by Laureano García Muentes at 4:36 a.m. | Permalink | 0 comments
jueves, mayo 24, 2007
EL ESPÍRITU SANTO
En los próximos días celebraremos el Pentecostés, que significa la Venida del Espíritu Santo. Cincuenta días después de la Pascua los Apóstoles fueron transformados de hombres débiles y tímidos en valientes proclamadores de la fe. Ellos los necesitaba Cristo para ser enviados por todo el mundo continuar la misión de salvación.

En esta fecha todos los cristianos retribuyamos a Dios por sus gracias, misericordias y favores recibidos, orando para que su Espíritu, nos continué transformando, iluminando y acompañando en este caminar hacia nuestra perfección.
Recordemos que Jesús durante su vida pública nos prometió su envío una vez estuviese Él sentado a la dista del Padre. Fue una manera de decirnos que estaría siempre presente entre nosotros como fuerza orientadora. San Pablo en su carta a los Gálatas 5:22 lo manifestó así: “Él será para todos la fuerza que une y construye basándose en el amor, la alegría, la paz, la misericordia, la fidelidad y el dominio de si”.

El Espíritu Santo es la fuente de agua viva que renueva y hace encontrar soluciones sencillas a situaciones complicadas, dándonos apoyo y consuelo.
Es la Tercera Persona de la Santísima Trinidad junto al Padre y el Hijo, quien nos impulsa a crecer en la fe y nos asiste a todos los cristianos para que como testigos, instruidos y formados por Él, llevemos el Evangelio de Jesucristo por todo el mundo, utilizando los medios que nos inspire su amor.

Es también el motor interno de la Iglesia, guía la labor misionera, fomenta el crecimiento e inspira las decisiones y crea los ministerios.
San Pablo en la 1 Cor. 3.16 nos expresa esta relación diciéndonos: “La Iglesia es el templo del Espíritu Santo, no hay más que un cuerpo vivificado por un mismo espíritu, que enriquece a la Iglesia con la plenitud de sus dones”.

Por el Espíritu Santo el cristiano ha sido transformado y arrancado de las influencias de la ley y de los poderes del mundo haciéndolo participe de una vida y una conducta nueva dentro de la sociedad. Por ello, su testimonio es fruto de sus gracias que lo reconforta a que exprese al mundo sin ningún temor que Cristo es el camino, la verdad y la vida.

Cristo nos mandó el Espíritu Santo para ayudarnos a asimilar su doctrina y para darnos fuerzas a fin de que colaboremos en la propagación y popularización del Evangelio en todo el mundo.
 
posted by Laureano García Muentes at 4:52 a.m. | Permalink | 0 comments
martes, mayo 22, 2007
ÉSTA ES LA FELICIDAD VERDADERA
Seguir a Jesús es alcanzar la felicidad verdadera y es la constante, que ha de buscar el hombre para ser verdaderamente feliz. Conseguir afanosamente la felicidad forma parte integral de su proyecto de vida. Por lo tanto, todo cristiano, al ir descubriendo su felicidad, no puede fundamentar su ser en la satisfacción de una ambición, sino que, a medida que la va encontrando ha de ir logrando la armonía y la reconciliación consigo mismo, con el mundo, con los que le rodean y con Dios.

Jesús criticó las caricaturas de felicidad de su tiempo y las de cualquier época, cuando llamó felices a los que la sociedad margina y declara desgraciados: los pobres, los que lloran, a los que no están en el poder, a los que han fracasado.

A diario el mundo vive aguijoneado por los medios de comunicación: televisión, la prensa, revistas, etc, quienes incitan a los pueblos y anuncian una felicidad que se vende enlatada, embotellada y empacada.

Se engaña con anuncios a la sociedad para que realice y logre la felicidad mediante falsas promesas y pretensiones, invitándolos a que con dinero, poder, fuerza y diversiones, busquen por todos los medios, satisfacer sus ansias y debilidades.

Ambiciones basadas en felicidades superfluas logradas a través del goce de bienes temporales, donde incitan al consumo de drogas, traficar con la libertad de las personas y hasta con la personalidad.
Se vive actualmente en una sociedad que busca invertir los valores sin que le importe hasta perder el sentido del bien y del mal a través de espejismos que van de la mano de ese afán desmedido de conseguir la felicidad a cualquier precio.

Jesús nos ha confiado a todos los cristianos la misión de reconocer, proclamar y defender la dignidad humana. Reconocemos que todos los hombres hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios y somos llamado insistentemente a ser como Él, hombres nuevos, entre pobres y necesitados.


Quien cree y une su vida a Cristo, le da sentido a su caminar, vive la esperanza, encuentra la plenitud del amor, vive la experiencia de la salvación y la felicidad verdadera.
 
posted by Laureano García Muentes at 4:21 a.m. | Permalink | 0 comments
domingo, mayo 20, 2007
LO QUE DIOS QUIERE DE NOSOTROS
Vivimos en una sociedad donde se convive con personas que actúan de manera hostil contra los que creemos y seguimos a Jesucristo. Proceden así, porque no han comprendido aún el Evangelio y ven que nosotros somos capaces de anunciar el Reino de Dios y denunciar las injusticias que le cometen a los más necesitados.

Se burlan y nos atacan porque vivimos y actuamos de una manera diferente sin dejarnos involucrar en conflictos y sin responderles del mismo modo.

Nuestro proceder y nuestras acciones, son ejemplo y una mejor respuesta. Somos signos de amor y de fraternidad, por tanto, no podemos adherirnos a ellos y hacer lo que ellos hacen, sino que debemos mantenernos firmes en nuestra fe y ser coherentes en nuestro actuar.

Somos diferentes por qué imitamos a Jesús y brindamos al mundo con nuestras acciones y procederes cambios de actitudes. Evitamos la soberbia, el desorden, la riña, el desdén, la prepotencia, el desamor y el egoísmo, sin inventarnos formulas mágicas, ni otras señales distintas a las que Dios quiere de nosotros: Amarnos unos a otros como Él nos ama.
Al reflejar al mundo el rostro amoroso de Dios, sembramos esperanza y vida nos constituimos en un ejército de hombres nuevos que muestran al mundo la imagen viva de Jesucristo.

Estoy seguro que cuando la gente descubra en verdad lo que hacemos los que abrazamos la fe y la esperanza con Cristo, terminarán también en nuestras filas, aunque con carismas diferentes, abriéndole el corazón a Dios.

Desear que el Reino de Dios este presente entre todos los hombres, es reconocer que solo Él es posible en nuestras vidas, así Jesús lo concibió y lo anuncio: “Por fin, lo que más estaban anhelando, se está cumpliendo, se está haciendo la justicia de Dios, los desheredados, los desamparados, los que aún no se valen por si mismo, los indefensos, los marginados, los débiles ya no estarán solos”. Y afirmó: “Vean que ahora lo hago yo, pronto lo harán los que me sigan”.

DIOS QUIERE QUE SEAMOS… UNOS VERDADEROS ENVIADOS QUE ANUNCIAN DEL REINO DE DIOS Y SU JUSTICIA.
 
posted by Laureano García Muentes at 6:39 a.m. | Permalink | 0 comments
sábado, mayo 19, 2007
COMENTARIOS A LA PAGINA
Sigo recibiendo comentarios de mis lectores quienes aportan mensajes que enriquecen y fortalecen aún más mis intensiones de llevar la palabra de Jesús a los hombres de buena voluntad.
A todos un gesto generoso por el tiempo y dedicación a la lectura de mis escritos. Que nuestro Salvador los bendiga.

De: fernando garcia (psicogarcia@coomevamail.com)
Hola papi
Deseo que Dios te siga bendiciendo mucho más de lo que hasta ahora lo ha hecho.
He seguido tu blog y me parece súper impactante lo que escribes, especialmente esas experiencias que tienes cada vez que sales a caminar.
No sabes cuanto valor tienen todas esas palabras para mi y todo aquel que se detiene a leerlas…son muy enriquecedoras.
Me gusta que estas siendo muy claro, además que el estilo que manejas atrapa la atención desde el principio; apenas empiezo a leer no puedo parar hasta que termino.
También me gusta cada una de las contestaciones que le das a los
comentarios que te hacen; veo que vas teniendo cada vez mas seguidores..
No sabes cuanta gente necesita de eso que escribes; eso que estás
viviendo refresca el alma, mas aun en estos tiempos tan difíciles.
Préstame atención a lo que te digo, ojala de aquí pueda salir un
librito .
Soy un seguidor tuyo papi y estoy muy orgulloso de ti.
Te quiero mucho.
Fer

De: Juan Carrasquilla O. (juan@sds.org)
Enviados: miércoles, 16 de mayo de 2007 06:38:57 a.m.
Para: FERNANDO RAFAEL GARCIA MUENTES (lgarciasds1@hotmail.com)

Hola Fernando,
Muchas gracias por tu información sobre esta página que me parece interesante y necesaria. Felicitaciones por tu esfuerzo y por tu amor al Salvador, a Jordán y a SDS.
En el Dios de la vida
Juan

De: Julia Maria Garcia (julia.garcia@propilco.com) Enviados: jueves, 03 de mayo de 2007 02:16:11 p.m.
Gracias por exponer al mundo tus experiencias de vida, que importante es que el mundo las conozcan y busquen los medios de encontrar a Jesús. Con mucho gusto comparto contigo nuestras experiencias
MARY.
 
posted by Laureano García Muentes at 6:27 a.m. | Permalink | 0 comments
jueves, mayo 17, 2007
¿ QUÉ SERÁ PARA NOSOTROS LO ÚNICO Y NECESARIO ?
Si realizáramos en el mundo una encuesta sencilla entre los hombres de hoy con la pregunta: ¿Qué será para nosotros hoy lo único y necesario? Nos encontraríamos con un sin número de respuestas y enfoques diferentes, pues para unos lo único y necesario es el dinero, para otros la salud, para otros el bienestar social o familiar, el alimento diario, el vestido, la vivienda, la paz, la comprensión, la vida fraterna, la solidaridad, y así, cuantas cosas más.

Sin lugar a dudas, todas estas cosas son de una vital importancia en la vida humana, ya que con ellas subsiste y realiza su supervivencia pero dentro de los límites que ha dispuesto la voluntad del Creador; quien quiere que las asumamos con calidad de vida, para que exista un equilibrio corporal y espiritual. A partir de allí, el hombre vive en la paz, la justicia, la fraternidad, la honestidad y la mutua comprensión con todos.

Todos estamos comprometidos a conservar ese equilibrio sin que nos inclinemos en forma preferente hacia uno de ellos, ya que al hacerlo, los otros pierden su estabilidad hasta el punto de echar por tierra a los demás.
Esto quiere decir, que si no tenemos a Dios no hay moral, sin moral no hay justicia, sin justicia no hay paz y sin paz no se puede vivir.

Muchas veces tenemos mejor memoria para recordar con facilidad nuestras preocupaciones, necesidades, carencias de bienes y vivimos pendientes de lo que nos hace falta, olvidándonos de lo que debe ser para nosotros único y necesario: Dios nuestro Padre y Creador.

Todos los momentos de nuestra vida han de ser de inmensa gratitud hacia ÉL, porque solo Él nos da la vida y nos pide que compartamos con los demás su amor, su humildad, su sencillez y su cariño de una manera especial, a los más pobres, los marginados, necesitados.

No perdamos la alegría en los momentos difíciles y más aún cuando pensamos que nos hace falta algo más, porque incluso en esas cosas que hoy creemos que no lo podemos alcanzar y que es como algo imposible, allí está Dios preparándonos para recibir algo mejor.

SEÑOR, HAZNOS HUMILDES SERVIDORES Y QUE SEPAMOS ATESORAR NUESTRAS RIQUEZAS, PARA ALCANZAR CADA VEZ MAS LA PERFECCION QUE NOS OFRECES.
 
posted by Laureano García Muentes at 4:46 a.m. | Permalink | 0 comments
martes, mayo 15, 2007
CREYENTES COHERENTES Y COMPROMETIDOS
Cada vez más se hace necesario y de manera urgente que los cristianos nos comprometamos a ser verdaderos discípulos misioneros de Jesucristo, planeando y ejecutando proyectos de vida que animen y refuercen nuestra identidad.
Se requiere pues, que nos unamos como iglesia, en comunidad, y, como creyentes, vivamos la plenitud el Evangelio siendo coherentes con lo que decimos y hacemos, para que con nuestros testimonios, busquemos al lado de los pueblos, caminos nuevos, auténticos y llenos de esperanzas, utilizando los medios y las capacidades que el Espíritu Santo nos inspira.

El acelerado avance tecnológico, la globalización, el pluralismo existente de la realidad social y religiosa, el crecimiento de sectas, etc. Ha hecho cambiar al hombre hasta en su misma percepción de la vida, en el campo social y cultural, su ética y hasta en su estabilidad económica y familiar, llevándolo a vivir una inseguridad constante en el medio que se mueve. Siendo todo esto para nosotros un reto a asumir.

Somos los cristianos hombres y mujeres los llamados a responder a los desafíos que plantea esta situación actual y a organizarnos como fuerzas vivas y activas, con el solo propósito de transformar la Iglesia y la Sociedad mediante alternativas que motiven a muchos hacia el cambio de actitudes, siendo coherentes al compromiso inexcusable de propagar el Evangelio de Jesucristo y a dar hasta la vida si fuese necesario por la causa del Reino.

Al identificarnos como seguidores de Jesucristo, tenemos que tener muy en claro lo que quiere el Señor de nosotros, atender su llamado, ser agentes propagadores de valores, tener una fe activa y viviente y participar activamente al lado de los pobres, a quienes Jesús llamó dueños del Reino de los cielos, como sus defensores. Ello, nos da la identidad Cristiana.

Nosotros continuadores de la visión del Padre Francisco María de la Cruz Jordán, sentimos y vivimos la constante manifestación del Espíritu Santo, por tanto, tenemos el compromiso de defender y renovar la fe católica en el mundo, siendo fieles y leales a nuestra Santa Madre Iglesia, rechazando todo lo que ella rechaza.

“Mientras haya sobre la tierra una persona que no conozca a Dios y no le ame sobre todas las cosas, no te puedes conceder un momento de descanso”
P. Jordán D.E.
 
posted by Laureano García Muentes at 4:28 a.m. | Permalink | 1 comments
sábado, mayo 12, 2007
¿ Y...QUE HACES CON TUS CAPACIDADES ?
Nuestra pregunta de hoy es contundente y ha de cuestionarnos en forma individual: ¿Cuántas cosas hemos recibido de Dios desde antes de nacer y a través de nuestra vida, que por nuestros egoísmos, miedos, dudas, dejadez, pereza y de todos esos criterios encumbrados que tenemos, los apartamos o ignoramos para no comprometernos con nada?

Es importante que hoy reflexionemos un poco sobre ese sin número de talentos que hemos recibido de Dios, como son: La vida, la salud, la amistad, la inteligencia, el saber, la educación, la pertenencia a una familia, la personalidad, la fuerza, la belleza y otros como la fe, el bautismo, la formación cristiana, la amistad con Dios, la voluntad, la capacidad de amar, etc. A ver, qué estamos haciendo con ellos.

Recordemos que todo lo que vamos construyendo en nuestra vida terrenal no es lo definitivo, solo ello, se constituye en una de las plataformas que vamos colocando en nuestro caminar para llegar a Dios Padre.
El gran amor de Dios hacia nosotros, se manifiesta en esa generosidad de habérnoslo prestado para que construyamos un mundo nuevo lleno de esperanzas y con una entrega total, desprendida y sin intereses personales,

Esos dones y talentos, no son exclusivos o de carácter privado, ¡NO! , son para ponerlos al servicio de todos los hombres. Por tanto, nuestro compromiso es hacer con ellos obras buenas que sirvan para orientar y organizar a la sociedad a fin de que se transforme en ese pueblo soñado por Dios, que viva y comparta los valores que Cristo Salvador nos enseño.

Para muchos servir a los demás les da pereza o miedo, dizque por las criticas de quienes les ven. Entonces, muchas veces optan por posiciones inoperantes de no querer complicarse la vida social y económica con cosas “súperfugas” que no le son productivas o que le quitan ese “tiempo que poseen intocable” y salen diciendo que no disponen de horas para salir o trabajar. Van quedando aislados y quietos por sus actitudes infecundas, poniendo en crisis la relación con Dios.

¿QUE HACEMOS CON LAS CAPACIDADES?

¿Será que nos desentendemos fácilmente de muchas cosas que si podemos hacer con un poco de buena voluntad
 
posted by Laureano García Muentes at 3:37 p.m. | Permalink | 0 comments
jueves, mayo 10, 2007
NUESTRA ACTITUD RADICAL FRENTE A LA VIDA
En la vida encontramos muchos motivos que nos entristecen y que nos lastiman, como es el caso de la perdida de un ser querido, de los amigos que se van de nuestro entorno buscando un mejor bienestar, las derrotas que tenemos en nuestros planes y proyectos, etc.… Situaciones que nos son difíciles de evadir, que forman parte de nuestra cotidianidad y que se convierten muchas veces en sufrimiento y dolor.

Cuantos viven amargados de la vida sin tener motivos valederos, reniegan de la vida y de Dios. Sus actitudes son siempre negativas y las convierten en manía. Se distancian de todo y alejan a muchos de sus lados porque sus comportamientos y apariencias físicas siempre son molestos.
Todo para ellos es de mala eficacia y son difíciles de convivir por el rechazo constante de las cosas que les sucedan en su entorno.

Hoy he querido referirme a este tema muy cotidiano y que nos permite adentrar en algo muy fundamental para realizar una vida ideal como Cristo la quiere: Vivir y convivir con la base del amor, como hermanos.
Es necesario que tomemos desde ya actitudes radicales frente a la vida personal, de familia, social o de comunidad para que nuestras relaciones con los demás sean signos de paz y de amistad, que construyamos una sociedad donde reine el amor, se destruya la violencia y se acabe el odio, el rencor, el egoísmo y se viva la justicia y la hermandad.

Es necesario que pensemos que cada instante que pasa y avanza el transcurrir de las horas, nuestra vida se va escapando de nuestras manos y el tiempo que nos queda para realizar nuestros sueños es cada vez más corto.
Me preocupa una sola cosa, que no le hemos dado la forma íntegra a esa misión que nuestro Padre Fundador Francisco María de la Cruz Jordán nos visionó y encargó realizar: La popularización de la palabra en todo el mundo, utilizar los medios que nuestro Salvador inspira, ser apóstoles efectivos en el mundo de hoy y dar a conocer al único y verdadero Dios con el ardor que encarna el ser discípulos del resucitado.

Se requiere que elaboremos proyectos, propuestas y compromisos radicales donde todos sin acepción nos coloquemos en las manos del Señor y con la ayuda de su Espíritu busquemos medios y modos para transformar al hombre y llevarlo a la búsqueda del amor misericordioso de Dios que acoge.

COMPARTAMOS Y TRABAJEMOS JUNTOS LOS IDEALES DE JORDÁN
 
posted by Laureano García Muentes at 5:24 a.m. | Permalink | 0 comments
martes, mayo 08, 2007
SOMOS DISCIPULOS MISTICOS Y PROFETAS
Cuando hablo de ser misticos y profetas me refiero a ese carisma que como llamados por Jesús, debemos optar para realizar la misión de anunciar al mundo el mensaje del Evangelio.

Somos cristianos de mirada abierta y misericordiosa, es decir, vivimos y sentimos el Evangelio al estilo de Jesús.

Ser misticos se nos exige la profecia y ser profetas exige en nosotros ser misticos.
Es decir, ser misticos y profetas, es vivir el compromiso de mantener una unidad estrecha con Jesús Salvador, la que se logra mediante la oración.
Con la oración descubrimos la relidad que nos transforma y nos ilumina para transmitir con fuerza y decisión la luz el mensaje de la salvación.

La Oración y la palabra nos hace criticos y nos lleva a abrazar la esperanza que se nos ilumina mediante el Espíritu, es decir, ÉL, nos da la mirada nueva de cambio, de compromiso, nos impulsa a construir realidades y nos hace sentir cada vez más humanos, justos y fraternos.

Ser misticos y profetes es vivir el amor fraterno, la vivencia del seguimiento del Salvador y seguir al Salvador en el pobre.

Necesitamos pues, aprender a ser semillas para crecer y encedender con nuestra fe a los hombres de buena voluntad.

TE INVITO A QUE SEAS UN VERDADERO PROFETA Y ANUNCIES AL MUNDO QUE JESÚS VIVE Y ES EL SALVADOR
 
posted by Laureano García Muentes at 6:58 a.m. | Permalink | 0 comments
jueves, mayo 03, 2007
LAS COSAS MARAVILLOSAS DE DIOS
En un dialogo con un amigo, me hacia ver las cosas maravillosas que Dios había realizado en su vida y a la vez, reprochaba la forma como en el mundo de hoy existen personas que poseen una fe débil y casi ausente.

Me decía: “Ellos, solo piensan en si mismo y quieren llevar una vida muy superficial, llena de vicios y de pasiones mundanas que les hacen olvidar que fuimos creados por Dios”, solo piensan en su propio bienestar, “pasarlo bien y gozar”, sin importarles que en el mismo mundo que les rodea y que viven, existen personas que no poseen lo necesario y que padecen para lograr encontrar el sustento diario”.

Me señalaba, que solo a Dios, le debemos la vida y todas las cosas que poseemos y le daba lastima que en el mundo aún se viva esa vida superficial y sin valores. "Familias enteras que ni siquiera piensan en la reconciliación y el perdón y que se apartan cada día de todo aquello que según ellos, le son fastidiosas para su quehacer diario y se sumergen en las individualidades e intereses que destruyen la vida familiar y de comunidad".

Entonces yo le dije: Sabes una cosa, Jesús no patrocina a los hombres que quieran llevar una vida y una religión que pasa por alto al hombre y el amor al hermano. Él quiere que todos nos comprometamos a vivir el amor y la fraternidad, que practiquemos la justicia, la tolerancia y la apertura al que se encuentra marginado. Él quiere que lo conozcamos en espíritu y en verdad. Y es ese, el fin verdadero del culto que le debemos ofrecer a Dios.
Es bueno ahora que nos preguntemos: ¿Por qué creemos en Dios? ¿Por qué decimos que Dios es amor y es maravilloso?

Muchos responderán: “Es que vemos en nuestra religión un medio seguro que garantiza la salvación”, o también,” El comportamiento que poseo, es un medio que utilizo para presionar a Dios y así, Él dándose cuenta, me auxilie y sea misericordioso conmigo, concediéndome los miles de favores que necesito”.

A esos les digo: La fe y la entrega a Dios han de ser respuesta a un amor mediante un servicio. Él nos pide que seamos comprensivos y tolerantes, además, abierto para ayudar y acompañar al pobre y al marginado.
No podemos presionar a Dios y realizar todo lo que va en contra de su deseo. Los hombres como hijos de Dios somos signos de su amor y su bondad por tanto, nuestros comportamientos y actitudes deben reflejar la plenitud de Dios.

Nuestra sociedad requiere urgentemente de hombres y mujeres que vivan el encuentro con Dios y con su experiencia, emprendan una nueva vida que de testimonio del Resucitado para que con él, ayuden a renovar la Iglesia y la Sociedad.

Ayudemos a cambiar la sociedad siendo signos de amor, fraternidad y solidaridad, para que todos vivamos de una manera justa y equitativa.

GRACIAS DIOS PORQUE SIEMPRE NOS BRINDAS UNA OPORTUNIDAD DE CONVERSIÓN
 
posted by Laureano García Muentes at 5:28 a.m. | Permalink | 0 comments
<body>