domingo, septiembre 18, 2016
JESUS NOS PIDE QUE NOS DETENGAMOS Y LE ESCUCHEMOS
Jesús es la razón de nuestra esperanza, no las circunstancias o las personas de que existen alrededor de nuestra vida. Dios es más grande que tu peor problema y ojo, tú le importas.
Si, Él realmente se preocupa por ti, por mí y por todos los hombres sin distinción de raza, religión o clases sociales. Pero muchos nos equivocamos y lo creemos UN MAGO.¡¡¡Y nos equivocamos!!! Él no tiene una varita mágica para hacer que todo de repente se convierta en fácil, agradable y feliz. Les pregunto: ¿Qué santidad aprenderíamos de eso? ¿Y cómo las personas que nos están causando problemas ganarían humildad?

Si pudiéramos visitar el lejano futuro y detenernos a ver todo lo ocurrido hacia atrás; todos esos momentos que atravesamos a través de nuestra vida; y ver las rutas opcionales - una en la que Dios nos lleva por un atajo hasta el final de nuestros problemas y, otra, en la que caminamos todo el trayecto a través del valle de sombras al lado de Jesús - sin duda preferiríamos la segunda. ¡Hay tanto que podemos obtener! bendiciones, triunfos, crecimiento espiritual, beneficios. Y también para los que están en el viaje con nosotros, más ministerio que brota de él para que podamos hacer una diferencia grande ayudando a los demás y, así, sucesivamente.

Sin embargo, morir a nuestro deseo de que todo sea fácil, agradable y feliz en este momento es, para nosotros, una muerte difícil. Vamos a llorar, pero el duelo nos va a ayudar a llegar más allá de la alegría de la resurrección que surge de las penurias.

Todas nuestras muertes (nuestros sufrimientos, humillaciones, rechazos, persecuciones, falsas acusaciones contra nosotros, pérdida de las personas que amamos, etc.) siempre resultarán en resurrecciones si seguimos de cerca a Jesús. Pero en medio del desaliento y la depresión parece imposible, ¿verdad? Eso es porque, antes de que ocurra la resurrección, no podemos imaginar cómo Dios va a convertir nuestras muertes diarias en una nueva vida.

Para que Jesús sea nuestra fuente de esperanza tenemos que colocarlo directamente frente a nosotros y debemos mantener nuestros ojos en Él. Tenemos que dejar que bloquee nuestra visión de lo que está mal y lo que tememos que podría salir mal.

Tenemos que dejar que su crucifixión absorba el dolor que estamos sintiendo. Cuando conectamos nuestros sufrimientos al sacrificio de Cristo, también conectamos nuestras vidas a su resurrección.

Como dice San Pablo en 1 Corintios 15, 12-20, ¿cómo puedes decir que no habrá resurrección para ti? Si no hay resurrección, Cristo mismo no ha resucitado y nuestra fe es inútil, sin sentido.

En lugar de ver la evidencia del sufrimiento y la muerte y usarlas como prueba de que nuestras vidas no van a mejorar, tenemos que esperar el tiempo perfecto de Dios para la nueva vida que comienza. Al confiar en Él y seguir su guía en cada paso del camino, podemos cantar como el salmista "¡Señor, cuando tu gloria aparezca, mi gozo será completo!"  



SEÑOR, TU MISERICORDIA ES GRANDE. ENSEÑANOS A ESPERAR EN TI
 
posted by Laureano García Muentes at 7:48 a.m. | Permalink | 0 comments
viernes, agosto 26, 2016
JESÚS NOS INVITA A QUE ESTEMOS DESPIERTOS Y VIGILANTES.
Antes que Jesús fuera sacrificado en una cruz nos deja una tarea muy importante. Pareciera como es el hombre que se va de viaje y a su regreso a cada uno nos pedirá cuenta de lo que realizamos. Por ello hoy nos dice: estén vigilantes, atentos, despiertos, siempre dispuestos a recrear cosas nuevas en su propia vida.

Tener un corazón bien dispuesto para amar, servir y comprender que el futuro de la espera, se crea en el hoy con atención y esfuerzo para vivir y practicar la Palabra de Dios. No hay que dormirse, dejando para mañana lo que puedes hacer hoy.

Cada día, cada minuto de nuestra vida hay que darle un verdadero sentido para descubrir la gran riqueza del amor de Dios y el amor al necesitado. Quien está despierto y vigilante, descubre la verdad de la vida y camina rectamente en la presencia de Dios. Porque tú Señor de la vida y de la historia: "Sales al encuentro del que practica gozosamente la justicia y se acuerda de tus caminos" (Is. 64,4).

Sólo Él es el Dios que nos impulsa a una vida nueva, porque somos obra de sus manos. Porque él "es nuestro padre, nosotros la arcilla y tú el alfarero. Somos obra de tus manos" (Is.64, 7) Es tiempo de Vigilancia y Espera.

Abrir bien los ojos para descubrir la cercanía de Dios. De ese Jesús, el Dios con nosotros que ha entrado y entra en nuestra historia de cada día, para que hagamos visible su amor. Y para que recreemos el mundo violento en un mundo de fraternidad, de paz, de comprensión, de diálogo transparente. Es recordar la venida histórica de Jesús, cuya palabra encarnada hace nacer la esperanza de que algo nuevo está naciendo: allí donde hay esfuerzo por amarse y amar al hermano, en el gesto solidario de construir juntos una comunidad donde se respete el derecho a la vida, al medio ambiente, a la verdad, a la libertad y a la dignidad de cada ser humano.

Somos nosotros cristianos los que tenemos que estar vigilantes, para ser testigos de esperanza, para saber "alabar a Dios por el don maravilloso de la vida y por quienes la honran y la dignifican al ponerla al servicio de los demás, por el espíritu alegre de nuestros pueblos que aman la música, la danza, la poesía, el arte, el deporte y cultivan una firme esperanza en medio de problemas y luchas"

Jesús viene para manifestarnos el sentido profundo de nuestra vida y la fidelidad de Dios su Padre y Padre nuestro: "Porque Dios es fiel, y él los llamó a vivir en comunión con su Hijo Jesucristo, Señor Nuestro" (1 Cor. 1,9).

Preparémonos pues, para su venida con una esperanza constante y contagiante, frente a un mundo sin esperanza. Dejemos que la luz de Cristo penetre en el corazón y en la mente de todos para recrear nuestra historia en una historia de paz, de comprensión y de esperanza. Un mundo nuevo es posible si nos comprometemos a realizarlo.



SEÑOR. ENSÉÑANOS A CONFIAR EN TI. QUE TU GRACIA Y TU AMOR NOS CONDUZCAN SIEMPRE A ESTAR VIGILANTES Y ESPERANDO TU REGRESO.
 
posted by Laureano García Muentes at 10:02 a.m. | Permalink | 0 comments
jueves, junio 16, 2016
ANIVERSARIO 168 DEL NATALICIO DEL PADRE FRANCISCO JORDÁN UN HOMBRE VISIONARIO Y LLENO DEL AMOR DE DIOS
Los Salvatorianos en todo el mundo celebramos hoy el  Aniversario 168 del Natalicio del Padre Francisco María de la Cruz Jordán, un hombre de Dios, que practico las virtudes cristinas en forma heroicas, las que fueron reconocidas el 14 de Enero de año 2011 por la autoridades de la Iglesia, que estudian su vida de santidad y apostolado para ser elevado a los altares.

Nació el 16 de Junio de 1848 en una pequeña población Alemana llamada Gurtwell situada cerca de la frontera con Suiza, siendo su nombre de pila Juan Bautista Jordán.

Jordán a pesar de sus dificultades se atrevió a romper los esquemas de la Iglesia en su época e insistió en su idea de fundar una Sociedad Católica Instructiva que fuera signo del amor de Dios para el mundo: La que llamo posteriormente, Sociedad del Divino Salvador o también Familia Salvatoriana la que está conformada por tres ramas: Religiosos, Religiosas y Laicos.

Concebir su sueño visionario es y sera siempre la ilusión de muchos hombres y mujeres que seguimos sus pasos en el mundo y en especial en Colombia. Hoy Religiosos, Religiosas y Laicos Salvatorianos vivimos la Identidad Salvatoriana desde su Carisma y su Espiritualidad haciendo presencia viva en diferentes regiones del país.

Nuestra llamada a esta vocación es una gracia de Dios, como lo es también nuestro servicio. Estamos prestos a colaborar con la Iglesia Universal en la salvación del mundo llevando consigo el mensaje de Jesús entre pueblos y ciudades y en cualquier lugar donde el amor por Cristo nos lo inspire preferencialmente entre pobres y desplazados, privados de la justicia social.

De manera libre y decidida hemos asumido su proyecto que nos invita a salir de nuestras comodidades para penetrar con mirada colmada de amor a ejemplo de Jesucristo Salvador, entre los más pobres, los más  necesitados; los marginados y violentados de las clases sociales; para trabajar junto a ellos, principios Cristianos e ideales forjados por el Siervo de Dios.


Le damos gracias al Divino Salvador por haber puesto su  mirada en nosotros, hijos Espirituales de este Francisco Jordán, para lleva a todos los lugares la Esperanza y la Caridad manifestada en Cristo Salvador. 
 
posted by Laureano García Muentes at 1:43 p.m. | Permalink | 0 comments
lunes, mayo 16, 2016
EN UNA FRACCIÓN DE SEGUNDO.

Todos los días, la muerte vuelve a tocar a mi puerta.

Hoy es un terremoto en Ecuador, ayer era un accidente entre dos trenes, mañana será el entierro de una mamá de 50 años con cáncer, pasado mañana puede ser mi turno.

En una fracción de segundo, mi vida puede cambiar. Ayer estaba lleno de salud y de proyectos, hoy estoy en cama con un mal incurable, mañana me esperará el cajón que me llevará a mi última morada.

¡Que frágil es mi vida! Sin darme cuenta ya se está acabando.

Y cuando depositaré mi vida al pie del Señor, ¿qué tendré para presentarle? ¿Habré vivido para mí y solo para mí? ¿Habré contribuido, aún en la más pequeña escala, a mejorar la vida de mis hermanos? ¿Habré anchado el Reino que recibí?

Lo primero que intuiré es que todas mis cosas materiales no serán tomadas en cuenta. Pues ni siquiera me las llevaré en el ataúd.

Poco a poco, me guiará a realizar un repaso hacia lo esencial, escavar en lo fundamental para finalmente llegar a lo porque realmente creo en ÉL.

Y al final, descubriré que lo único que me quedará para ofrecer será el Amor, el amor que habré transmitido, el que habré compartido, el que habré aprendido, el que habré enseñado.

Así, es evidente que mi tarea en este planeta es aprender y enseñar a amar ¿Puedo yo enseñar esta bella emoción sin jamás hacer referencia al Maestro del Amor? ¿Y qué me dice ese maestro para que mi aprendizaje sea optimo aunque siempre imperfecto?

Escudriñando mi vida, investigando Su Palabra, orando e indagando los innumerables sucesos alegres y tristes de mi existencia, veo cuatro puntos primordiales para que mi amor sea lo más parecido – aunque sea una hazaña muy atrevida – a Su Amor.

El primero es INCREMENTAR LA HUMILDAD. El amor a prueba de bala es el amor sencillo, compasivo, tolerante, indulgente, generoso. Es el en el cual vale mil veces más el otro que yo mismo con mis exigencias, mis deseos, mis rabias, mis excusas, mi temperamento.

Enseñar el Amor pasa sin duda por el “desnudarme”, volverme lo más pequeño posible, achiquitarme para que SU voz resuene mientras yo silencie. Deshacerme de mi pretensiones, mis títulos, mis seguridades para sentirlo cerca y llenarme de EL pareciera ser mi primer trabajo existencial.

El segundo es SERVIR desde la humildad. El Amor es servicio. Me hace levantar temprano para escribir, me hace responder a cualquier petición – aun la más fútil o la más absurda -  dejando lo que estoy haciendo, me pone a correr para responder a la llamada de auxilio, me hace sentar en la acera con el indigente, me hace experimentar Su Amor desde las razones, los deseos y perspectiva del otro. Solamente así podré empezar a pensar que el otro habrá entendido el tipo de Amor que le propongo: suave como la piel de un niño recién nacido, plena como la ternura de la madre acabando de dar a luz, inmensa como la maravilla misma del nacimiento.

El tercero es DEFENDER LA VIDA desde el servicio y la humildad. Esa vida, la mía, la tuya, la nuestra, es la que tengo que defender contra viento y marea, contra las leyes inocuas e insolentes, contra el orgullo humano que declara que algunas vidas valen menos que otras: la de la mujer, la del feto, la del necesitado, la del joven, la del anciano, la del emigrante, la del minusválido o la del mendigo. El amor que realmente construye, emancipa y crea, es un amor abierto a la vida. Y Toda vida viene de ÉL. Esa vida es la que tengo que dar, proteger, motivar, explicar, cuidar.

La cuarta es IRRADIAR PAZ. El amor de verdad brinda paz. Cuando amo desde  la humildad, desde el servicio y desde la defensa de la vida, lo que siento es una extraña sensación de calma amable, de dulce cordialidad, de tierno cariño, de recibir su divina indulgencia frente a mi transcurrir tortuoso por los años, a mi tarea inacabada e incompleta en la tierra, a mis angustias de ser humano testarudo, a mis errores vergonzosos de individuo engreído.  La paz que percibo en estas ocasiones y que ÉL me regala se asimila a lo que toda persona busca incansablemente: la felicidad.

Agradezco a Dios de haberme instruido en estos factores de su Amor dejándome esa brújula para dirigirme hacia ËL.

¿Por qué?

Por qué en un instante, me puedo perder.  

En una fracción de segundo, en el momento más elocuente de sabiduría, más lleno de altos sentimientos, en el cual pienso que estoy definitivamente blindado contra cualquier ataque porque estoy pegado de ÉL, me llega la tentación, la decisión esencial por la cual toda mi vida puede vacilar.

Mentir, escuchar esta sirena que va detrás de mí, quedarme bien cómodo en mi casa en vez de ayudar, callar por facilidad y cobardía, atender la propuesta indecente en dinero fácil, realizar las fechorías a mi antojo, aprovechar de mi posición para violentar a los preferidos del Señor, explotar al indefenso; son incalculables las oportunidades instantáneas de deslizar hasta el abismo. El bien y el mal pueden estar – utilizando un lenguaje tecnológico – a un clic de distancia.

Pero si diariamente yo trabajo mi amor – que no es sino SU AMOR puesto en mi – tomando en cuenta la brújula que EL me deja, podré enfrentar  mejor- aunque a primera vista siempre me parecen más atractivas - las sugestiones mortales, fugaces pero bien reales y llenas de futuros enredos del alma y del corazón.

Cuando subió a los cielos Jesús me dejó libre. Libre de decidir entre SU AMOR y el flirteo al mundo. Y me prometió su ESPÍRITU para ayudarme a elegir.

¡Ojala que siempre actúe en mí: sobretodo en los momentos más peligrosos para mi integridad como su seguidor, su abanderado y el trabajador por Su mundo de Justicia y Amor! 

Ya sé, labor impostergable, que necesitare toda mi vida, incrementar la humildad, intensificar el servicio, defender la vida, irradiar la paz y así agigantar SU salvación entre nosotros.


Dominique Bayet Didier
Salvatoriano laico.

Candidato al diaconado permanente.
 
posted by Laureano García Muentes at 6:26 a.m. | Permalink | 0 comments
viernes, mayo 06, 2016
PROMOCION DE NUESTRO ENCUENTRO JUBILAR: 25 AÑOS DE LA FUNDACION DEL MOVIMIENTO: SALVATORIANOS LAICOS DE COLOMBIA
En Cartagena de Indias, entre los días 12 al 15 de Agosto del 2016, nos reuniremos la Gran Familia Salvatoriana (Religiosos, Religiosas y Laicos) para celebrar los 25 años de la Fundación del Movimiento de los Salvatorianos Laicos en Colombia.

La Obra de nuestro Fundador el Padre Francisco Maria de la Cruz Jordán que fue inspirada por el Espíritu Santo, se hace una realidad y se   expande por todos los lugares del mundo. 

En Colombia somos ya 150 Laicos comprometidos con la Obra de Salvación legada por Jesucristo - Salvador y nos encontramos en siete (7) ciudades principales: Bogota, Medellin; Bucaramanga; Cali, Quibdo, Manizales, Cartagena.

Con gran orgullo y regocijo nos reuniremos y celebraremos en la ciudad sede Cartagena de Indias para celebrar el XXV Encuentro Nacional.

LOS ESPERAMOS CON LOS BRAZOS ABIERTOS!!!
 
posted by Laureano García Muentes at 7:12 a.m. | Permalink | 0 comments
domingo, abril 24, 2016
XXV ENCUENTRO NACIONAL DE LOS SALVATORIANOS LAICOS DE COLOMBIA
video

Del 12 al 15 de Agosto del 2016, los Salvatorianos Laicos en Colombia celebraremos nuestro Encuentro Jubilar de los 25 años de la creación de nuestro Movimiento.

Hoy con nuestros ojos apreciamos como nuestro Movimiento Laical Salvatoriano se ha engrandecido en el Tiempo de Dios, manifestándose así con su presencia viva en la Iglesia y en varias de las poblaciones y ciudades de Colombia.

El Carisma, la Espiritualidad y la Misión heredada del Padre Francisco Jordán y de la Beata Maria de los Apóstoles, han sido las bases principales para hacer de nuestro laicado una alternativa eficaz para incidir desde nuestros habientes y con nuestro liderazgo, en la vida y en las exigencias de los nuevos tiempos.

Que el Espíritu de Dios vivo en cada uno de nosotros continué dirigiendo y orientando nuestras acciones para así alcanzar ser un Movimiento significativo en el mundo de hoy.

¡¡¡ LOS ESPERAMOS EN CARTAGENA COLOMBIA!!!
 
posted by Laureano García Muentes at 8:46 a.m. | Permalink | 0 comments
¿SIRVES A JESÚS A PESAR DE QUE SIENTES QUE HAY ALGUNOS QUE TE TRAICIONAN?

Te invito a que te detengas un momento y pienses que a pesar de todos tus esfuerzos y sacrificios por dar a conocer el camino que conduce al encuentro con Dios, existen personas que te frustran. Medita un poco y pregúntate: ¿Quién se ha levantado contra ti? ¿Qué es tan frustrante en ellos? ¿Sabes cómo ser un servidor como Jesús en estas situaciones?

Jesús dice en el Evangelio que nunca podremos ser más grandes que Él. Él es nuestro Maestro; esto lo entendemos. Lo que no entendemos es cómo seremos bendecidos sirviendo de la misma manera que Él sirvió. Él sirvió a Judas aun cuando sabía cómo lo traicionaría.

Gracias a que Jesús vive en nosotros, podemos tener su mismo corazón de servidor hacia los que nos traicionan o nos frustran con sus constantes pecados. Como Jesús, podemos amarlos y hacerles bien sin cooperar en sus pecados.

Traicionamos a Jesús cuando les damos ira a los demás en vez del amor de Dios. Nos alzamos contra Él cuando nos negamos a imitar su servicio abnegado.
¡Jesús nos mostró con su ejemplo que ir a la cruz por los demás es bueno! Pero ¿cómo puede ser bueno para nosotros estar clavados por el comportamiento cruel de alguien, o ser crucificados injustamente por acusaciones falsas? ¿Cómo vamos a superar las heridas y el sentimiento de frustración?

Jesús respondió esto en Juan 12, 26: "quien me sirve que me siga; y donde yo esté, mi siervo también estará. Mi padre honrará a quien me sirva." ¡No hay mayor bendición que ser honrado por Dios!

La alternativa es dejarnos llevar por nuestras heridas y actuar según nuestros sentimientos de frustración, pero entonces seguimos la maldición de nuestras heridas. La curación sólo comienza cuando perdonamos a los demás, pidan perdón o no.

Es frustrante insistir en que otros nos traten de la manera que deberían porque, cuando no lo hacen, nos enfocamos en lo que nos está dañando en lugar de enfocarnos en Jesús. Nunca encontraremos la felicidad de esta manera. La verdadera felicidad en tiempos difíciles surge de unirnos a Cristo. Nuestra naturaleza carnal dice: "¡no quiero hacer esto! ¡Que pase esta Copa de mí!" Nuestra naturaleza espiritual, conectada al Espíritu Santo de Jesús, dice: "si no pueden o no quieren darme amor, los dejaré crucificar mi deseo de recibir su amor y confiaré en Dios para que levante mi vida hacia nuevas alturas de gozo."

San Ignacio de Antioquía lo explicó maravillosamente: "Yo soy el trigo de Cristo, molido por los dientes de las bestias para ser pan puro de la tierra". Al dejar que los demás muelan lo que queremos de ellos, nos convertimos en Eucaristía para ellos (el Pan de Cristo). Llegamos a ser signo del verdadero Cristo. ¡Qué regalo tremendo que podemos dar! Si sólo nos quedamos con recibir el regalo, por ejemplo, durante la Liturgia Eucarística de la Misa, entonces estamos pecando egoístamente.

 Ser Eucaristía no significa estar siempre en peligro. Seguimos a Jesús a la cruz y la resurrección. Incluso si las otras personas no cambian, nosotros sí. Sus decisiones y comportamientos ya no controlan nuestros sentimientos. En esto, ¡somos enormemente bendecidos!


SEÑOR: AYÚDANOS A REFLEJAR TU NOMBRE EN TODOS NUESTROS ACTOS, SIRVIENDO A LOS DEMÁS CON HUMILDAD Y MISERICORDIA.
 
posted by Laureano García Muentes at 8:10 a.m. | Permalink | 0 comments
lunes, marzo 28, 2016
¡¡¡TENGO SED DE TI!! GRITA JESÚS DESDE LA CRUZ

Jesús tiene sed...

¡¡¡Tengo sed!!! Jesús ansioso desde la cruz nos grita:
Si, Jesús pierde sus fuerzas, se siente débil. Pierde mucha sangre; sus energías se debilitan y se evidencia en él, un sudor terrible que brota de su cuerpo muy sufrido y maltratado. ¡¡¡Sí, ya casi no le queda vida!!!
La sed cuando la vida expira; es un signo evidente de la voluntad de vivir, de seguir, de empezar de nuevo.

Lo notamos resignado, pero fiel a la voluntad de Dios; y  el agua que le brindemos se transformará en su sangre.

“Tengo sed”. Palabra clave para iniciar el recorrido que nos propone. ¡¡¡Una propuesta realmente exigente, pero dichosa!!!
¡¡¡ Tengo sed del amor que entre ustedes han de cultivar. Si, Sed del amor que todo lo llena!!!

Hoy te grito a ti desde la cruz porque quiero que te acerques a los pies de mi cruz… con un corazón arrepentido de las faltas y dispuesto a cambiar para comenzar a ser una persona nueva.

¡Sí, hoy quiero que sientas sed como Yo la siento desde mi cruz por ti-!

Hay que tener sed, sed  de Dios, sed del Señor compasivo y misericordioso. Sed, que nos incita con urgencia a la caridad, a no ser indiferentes, a vivir y apasionarse de esa gran palabra que resume toda la historia de la salvación: LA MISERICORDIA.

Cuanto deseo hoy desde la Cruz, que ustedes: si, todos ustedes en el mundo  sacien mi sed mediante un perdón sincero y una verdadera reconciliación con mi Padre Dios. Que se apacigüen mis dolores cuando vea que la vida de parejas sea más creyente y sea capaz de brindarles una mejor educación en valores, religiosos, éticos y morales a sus hijos. Sed de ver crecer en todos los lugares del mundo, a ustedes mis hermanos, en una vida fraterna y solidaria, rica en justicia y más humana. Que exista en todos los lugares del mundo un mejor reparto de las riquezas, y una mejor atención por parte de los gobernantes hacia los más necesitados para que se les brinde una buena seguridad social, un mejor vivir y una educación óptima y con ella, exista una verdadera paz y una mejor calidad de vida. Que se le dé un mejor cuidado a los enfermos, a los desplazados y a los  inmigrantes, en fin, quiero ver un mundo, que viva más intensamente la vida unida a la amistad con el Creador.

Tengo Sed, Grito hoy con ansias desde la cruz, al ver tantos atropellos contra la dignidad del ser humano. Cuantos Abortos, cuantas Eutanasias, cuantos Divorcios, cuantos Matrimonios entre personas del mismo sexo, Insinuaciones por parte del mismo gobierno a practicar la promiscuidad, la drogadicción y el uso indebido de la sexualidad.

Tengo Sed, Grita hoy Cristo Jesús desde la cruz a todos y cada uno de nosotros porque quiere ver un mundo diferente que viva el verdadero amor y siempre esté dispuesto a crecer en la fe y en la esperanza de retornar el camino Verdadero hacia Dios.

SEÑOR JESÚS: Tú eres bueno y misericordioso, tu vida, tu amor y tu sed de hoy nos conmueven y nos hacen ver la realidad. Ayúdanos, a poder  darte un poco de agua que calme tus ansias de sed. Queremos ser diferentes y alcázar por medio de un mejor comportamiento  y ejemplar vida, testigos de la verdad de tu amor.

SEÑOR TEN PIEDAD DE TODOS NOSOTROS.


 
posted by Laureano García Muentes at 5:43 a.m. | Permalink | 0 comments
<body>