lunes, abril 22, 2013
CUANDO NUESTRAS SEGURIDADES NOS MANTIENEN OCUPADO

Leía ayer la vida de Saulo y en ella veía una historia maravillosa que ha de inspirarnos seguir y perseverar a pesar de continuar en el mundo envuelto en las luchas diarias y desaciertos.
 
Él como muchos celebres santos tomaron con decisión y sin miedo una vida de verdadera libertad consonante a los designios señalados por Dios.
 
Saulo empeñado en sus seguridades mundanas, no tenía en su mente entre otras cosas, que la maldad, el odio, la persecución, el poder y el dinero. Vida que muchos de nosotros nos hemos empeñado seguir sin que aun nos hallamos percatado de que, al ser hijos de Dios, Él como a Saulo, nos llama a cambiar y ser diferentes tomando como bandera a Jesús de Nazaret.
 
Preguntémonos. ¿Nos hemos sentido desconcertados por lo que nos pasa a diario? ¿Nuestra paz, alegría, satisfacciones creemos que se diluyen? ¿Creemos estar en un callejón sin salida y nuestros sueños emocionales, familiares, económicos y sociales son difíciles alcanzar? ¡Hoy tenemos en las manos la decisión de un gran avance y salir Vencedores!
 
Jesús nos abre las puertas y quiere que lleguemos a Él para brindarnos la acogida alegre como el Padre que es y de la misma manera como se la brinda al hijo prodigo. Junto a Él, no hay restricciones ni engaños, no hay odio ni desconcierto. En Él, hay verdadera vida y en abundancia.
 
Miren. Cuando creemos que nuestros caminos se encuentran bloqueados y nuestras esperanzas se desvanecen solo piensa que quizás nos hemos olvidado de confiar en Dios. Es posible que nos hayamos apartado de las oraciones diarias, de la lectura de su Palabra y de cumplir los preceptos que como cristianos tenemos. Pensemos y comprendamos que Jesús va recorriendo junto a nosotros los caminos tal como lo hizo con los discípulos de Emaus.
 
Cuando creamos que nuestros caminos se encuentran bloqueados pidámosle a Él que nos ayude a vencer los obstáculos aunque nos parezcan dolorosos. Dejémosle a Él en sus manos nuestra vida y nosotros como recompensa a esa labor que hará, vamos a ser fieles a las decisiones de ser mejores y constantes en la vida.
 
No olvidemos nunca que Jesús es nuestra puerta abierta. No solo nos brinda el consuelo y la curación de nuestros males y desaciertos, sino que nos consuela y llora con nosotros llevándonos suavemente a un pasto diferente donde todo es armonía y felicidad.
 
Recordemos que la desesperación y las preocupaciones son dos ladrones comunes. Ellos nos roban la paz, la alegría, la satisfacción. Pero ellos no son tan poderosos como pretenden ser, Cristo les vence y nos los hace olvidar guiándonos a una vida de abundantes victorias.
 
 
SEÑOR, BUEN PASTOR, TU ERES BUENO Y BONDADOSO. NOS BRINDAS TU AMOR Y NOS LLENAS DE ESPERANZA.
 
posted by Laureano García Muentes at 6:29 a.m. | Permalink | 0 comments
miércoles, abril 17, 2013
VIVAMOS CON COHERENCIA Y DESTRUYAMOS EL TEMOR QUE GUARDAMOS EN NOSOTROS

El llamado que constantemente nos hace Jesús en sus Evangelios es a vivir una vida coherente y ejemplar a fin de que, quienes comparten junto a nosotros, vean y sientan que somos verdaderos testigos de la esperanza cristiana y de su amor.
 
 
Y coherencia es conexión, relación o unión entre la fe y la vida. Entre lo que creemos y la manera como vivimos lo cotidiano. Si ello lo logramos, alcanzaremos la santidad a la que nos llama Dios.
Cuando sostenemos con nuestras obras lo que creemos y afirmamos estamos siendo coherentes.
Y es que la coherencia la acogemos y llevamos en el corazón, manifestándola siempre en la vida diaria y en el lugar donde nos encontremos; no solo cuando todo nos sale bien sino también cuando estamos sometidos a las pruebas de las dificultades y la tribulación.
Dios nos llama a ser santos experimentando las múltiples dificultades, ante la fragilidad, la débil humana y la voluntad inclinada a hacer el mal, ante los hábitos y vicios.
San Pablo en una de sus cartas reconoce a si mismo esas debilidades humanas a las que estamos enfrentados, cuando dice: “al pecado que habita en mi”. Y es una razón verdadera. El pecado y su huella nos llevan a experimentar y a sufrir, tratando de separarnos de lo fundamental que es vivir la coherencia de la fe y una vida ejemplar.
Cuantas veces encontramos dificultad por optar llevar una vida cristiana acorde a los signos actuales de la cultura en que vivimos. Ese reto ambiental es una fortaleza para quienes de verdad queremos mostrar a Cristo vivo en todas partes. Con madurez tenemos que revitalizarnos en la fe.
Muchas son las dificultades que tenemos que afrontar para vivir la fe con coherencia y ello no significa que tenemos que abrumarnos y desalentarnos. Tenemos que levantar nuestras cabezas y seguir el camino, viviendo con humildad y sencillez esta verdad; y a partir de allí, buscar reducir lo que nos distancia la mente y el corazón, nutriendo la fe con palabras y obras. Y así, con todas las fuerzas que nos vienen del Señor y el apoyo de los que están en nuestro entorno, vayámonos acercando cada vez más al horizonte de la plena coherencia que descubrimos en el Salvador.
Recordemos: Estamos llamados a ser Apóstol de Cristo en todo medio y lugar, desde mi propio estado de vida y con la gran misión de anunciar el Evangelio y la reconciliación que El nos ha traído.
 
SEÑOR, DANOS TUS FUERZAS Y GRACIAS PARA VIVIR CADA DIA CON COHERENCIA NUESTRA VIDA Y SER VERDADEROS ANUNCIADORES DE TU PALABRA.
 
posted by Laureano García Muentes at 7:56 a.m. | Permalink | 0 comments
jueves, abril 04, 2013
LA ESPERANZA ES CRISTO

Cuando creemos en Cristo la vida toma sentido, caminamos llenos de amor hacia la esperanza; el miedo y el egoísmo se disipan y pierden toda su fuerza.
 
Cuantas veces caminamos en el mundo haciéndonos preguntas sin encontrar respuestas. ¡Sí! muchas de ella, por la falta de conocimiento en Cristo.
 
Entonces como ello nos inquieta, recurrimos a personas que según algunos amigos "consejeros", conocen y leen el futuro donde vaticinaban lo que nos pasará y nos va suceder en un tiempo no lejano tanto, en la vida, en nuestros trabajos y hasta en el hogar. Pues, ¡Nos equivocamos quienes insisten vivir así!.
 
Una de las virtudes que le ayuda al ser humano a solidificar sus esperanzas y que le da sentido a la vida, es vivir a plenitud el amor.
Cuando andamos en dudas y no le damos la importancia al significado del amor, no solidificamos la vida y no la orientamos hacia la confianza absoluta en Dios, vivimos en lo absurdo y la frustración.
Qué bueno sería que nos propongamos a realizar un pacto con Dios, a realizar nuestro propio proyecto de vida cimentados en la oración y los Evangelios; y trazándonos objetivos realizables, nos vayamos diariamente evaluando nuestro caminar por la vida.
Miren, para descubrir lo grandioso de nuestra vida y nuestra vocación, necesitamos hacer nuestro proyecto personal de vida y participar con el en una vida comunitaria, donde podamos transmitir a otros las formas de lograrlo y cambiar de vida.
No olvidemos que todo proyecto de vida debe estar basado en el autoconocimiento personal, la auto aceptación y el conocimiento sincero de lo que Dios quiere de nosotros.
El Evangelio de San Juan Cap. 14. 1-6 nos dice:” No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.
En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.
Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.
Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino.

Le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas; ¿cómo, pues, podemos saber el camino? 
 
Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”.

 
Te invito a que reflexionemos hoy este pasaje del Evangelio de san Juan y en un lugar de soledad, le pidamos al Espíritu Santo para que nos ayude a vivir la experiencia de Cristo y con ella, vivamos una vida diferente, desinteresada, en paz y amor, llena de esperanzas.
 
SEÑOR, DÍA A DÍA TE SENTIMOS EN EL CORAZÓN Y NOS ANIMAS A SEGUIR VIVIENDO LA VOCACIÓN A LA QUE NOS LLAMAS.
 
posted by Laureano García Muentes at 7:10 a.m. | Permalink | 1 comments
<body>